Psicología clínica

La psicología en los tratamientos nutricional y antiaging
La colaboración de la psicóloga con el equipo médico tiene la finalidad de valorar los posibles cambios de hábitos conductuales y nutricionales y las posibilidades de comportamiento del paciente para conseguirlos. El trato con la psicóloga tiene dos funciones diferenciadas y complementarias:

  • Como soporte para la adquisición y perseverancia en los nuevos hábitos de comportamiento y nutricionales.
  • Como detección y/o tratamiento de otro tipo de patologías que puedan afectar su calidad de vida y favorezcan el envejecimiento biológico prematuro.

La psicología clínica
Dirigida a aquellas personas, adultos y niños, que en algún momento de su vida sientan la necesidad de superar una situación de ansiedad, preocupación, intranquilidad, por motivos conocidos o desconocidos.

Estrés, ansiedad, transtornos de personalidad o de alimentación, disfunciones sexuales, miedos y fobias, baja autoestima y dificultad para establecer relaciones interpersonales, relación con los hijos, terapia de pareja, mediación familiar, superación de situaciones traumáticas (duelos, separaciones), transtornos adaptativos, etc., son algunos de los síntomas que podemos tratar y ayudarle desde la psicología.

La superación de ciertos problemas, o el aprendizaje de cómo manejarlos, le conducirá a un estado de ánimo superior, a una confianza personal y a una tranquilidad que incidirá directamente en una mejor calidad de vida.