Varices

La escleroterapia o técnica de esclerosis vascular.

Es una de las técnicas más eficaces para el tratamiento de varices. Consiste en la aplicación directa de una sustancia esclerosante dentro de una vena varicosa para lesionar e irritar su pared interna, que anula la variz y consecuentemente la hace desaparecer. Es un proceso sencillo que representa en la actualidad la alternativa más resolutiva y menos agresiva para el tratamiento de este tipo de problemas.

La aplicación Láser. Fotoesclerosis

El Láser Neodinio-Yag, especialmente eficaz para las venas de menor calibre. Está especialmente diseñado para las varices, actúa sin riesgo y con gran efectividad. Trata selectivamente las lesiones vasculares, de modo que no afecta de ninguna forma al tejido que rodea la variz. El láser atraviesa la piel y coagula la sangre de la vena varicosa. Con el tiempo, el cuerpo reabsorbe el coágulo y desaparece.

La escleroterapia y la fotoesclerosis no son tratamientos alternativos, sino complementarios.