Peelings

Se trata de un tratamiento renovador y regenerativo homogéneo de las capas más externas de la piel.

El peeling consiste en la eliminación, con la ayuda de sustancias químicas,  de distintas capas superficiales de la piel (exfoliación de capas cutáneas) para favorecer su regeneración celular, incrementando la producción de colágeno y elastina, otorgando al paciente una piel sana, tersa y libre de impurezas.

Adecuado para piel envejecida, manchas de origen hormonal (melasma) y poros dilatados. El resultado será una piel con un color más homogéneo, más lisa y luminosa. En definitiva, una piel más saludable y rejuvenecida.

Cada paciente tiene unas características que determinan el tratamiento a seguir. Según el tipo de piel se precisarán más o menos sesiones, así como un peeling superficial, medio o profundo.